lunes, 31 de diciembre de 2012

2013

HAPPY NEW YEAR

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fìn de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Asì la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.

Cortázar


No sabía muy bien cómo felicitar el año nuevo. En principio pensé en hacer borrón y cuenta nueva e irme directamente a felicitar 2014 porque lo que se nos viene encima no tiene muy buena pinta, pero 2014 tampoco es que la tenga.

También pensé en frases ingeniosas del estilo "feliz año muermo" y cosas así, pero no me convencía.

Al final, y con los recuerdos que me trajo "la guerra que no fue" me vino a la cabeza Garrampas. No recuerdo nada más de su aspecto que las convulsiones que le sacudían de vez en cuando (de ahí el sobrenombre) y la voz aguda con la que pregonaba por las calles de Villafranca una cantinela que decía algo así como "¿quién me compra el calendario o el taco para el año que viene?". Y es que Garrampas, cuando yo era un zagal, era vendedor ambulante y callejero de almanaques. No sé si mi madre le compró alguna vez, en casa ya teníamos el de San Antonio que llegaba con la suscripción al mensajero, pero los finales de año los relaciono con la presencia de Garrampas llamando a las puertas del barrio bajo.



Así que me he convertido en Garrampas y he construido mi propio almanaque, con referencias y encomiendas al santo del día (todos los que están lo son), que falta nos harán tal y como van las cosas; y frasecitas de esas que dan ánimo o grima, según se mire.

Con mis mejores deseos, lo digo en serio, os dejo mi almanaque:


¡Ah! Está preparado para imprimirlo a 5x7 cm

sábado, 29 de diciembre de 2012

La guerra que no fue

Puede adquirirse en amazon.es
Ayer, festividad de los Santos Inocentes, tuve la dicha de asistir a la presentación de la novela la guerra que no fue, de mi amigo y vecino de infancia Javi Omeñaca (ahora también admirado novelista).

El tiempo y la vida nos lleva por caminos insospechados, nos separa (él en Inglaterra, yo en Calatayud -aunque él esté más lejos yo me fui antes-) y nos vuelve a juntar y nos regresa al pasado y al futuro -hacía años que no nos veíamos, pero nos encontramos ayer en el barrio bajo-.

No sería objetivo decir que la guerra que no fue me ha emocionado (ya dejé caer una lágrima o dos ayer en el acto y en el inte y me vinieron algunas más leyéndolo a saltos -en voz alta- por la noche y me han inundado hoy de cabo a rabo). No sería objetivo porque reconozco el caño de mis vecinos y la cochera y el granero y a Pablico (en mi lectura a saltos comencé por la página que lo describe y no tuve que pensar para reconocerlo) y sus yayos y a tantos y a mí mismo por la Villafranca de mi infancia. No sería objetivo porque reconozco el habla de mi pueblo, de la ribera, la que yo he hablado y que ya no hablo y que Javi, valiente, se ha encargado de escribir, superando esa vergüenza impuesta por paletos de ciudad que son tan cultamente ignorantes que ni si quiera saben hacer un colgarallo para que los melones lleguen hasta Navidad y tienen (tengo) que comprarlos en el super a precio de oro (igual se piensan que en diciembre hay melones)..

Sin embargo, si creo ser objetivo cuando digo que la guerra que no fue es una novela entrañable, emocionante y vital. Y creo serlo cuando escribo que Javi (lo de Francisco Javier será solo para la portada del libro) se ha demostrado un estupendo novelista que ha escrito esa sensibilidad que se adivinaba en un zagal de pelo rizado, la camisa por fuera y hecha un rugón, al que el cura se empeñaba en llamar Iscón. Para demostrarlo este poema de su (nuestro) desierto:

Mar verde de trigo en invierno,
llanura ondulada en las Planas.

Mar de mies en verano,
olas de amarillo
que danzan a ritmo de cierzo.

Mar de surcos en barbechos
con huebras salpicadas de islotes
de piedras, sabinillos y romeros.

Mar negro en cada atardecer
con lomas de sabinas y de pinos
en eterno vaivén modulando silencios.

Mar de algodón estrellado,
surcado por infinitos vuelos.

Mar de paz es Monegros,
mi desierto.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Machismo oficial


Uno se queda siempre con la duda de si publicar o no estas cosas, pero además de su innegable valor histórico, veo tanto machismo reticente que se reproduce entre los y las jóvenes estudiantes de secundaria que igual no viene mal repasarlo para evitar esta y otras vueltas al pasado.

martes, 25 de diciembre de 2012

Ya lo siento


A la Navidad le ocurre lo mismo que al desagüe de mi fregadera:
que lo vomita todo.
Nada más recoger
y poner el último lavavajillas
y tender los manteles
y las servilletas
donde nos hemos limpiado nuestros brindis...
Nada más recoger,
cuando todo está listo
limpio la fregadera con lejía
y me vomita:
que mi padre falta desde hace un montón de años
y que le hice poco caso,
que Benito se nos fue detrás de su sonrisa
cuando supo que se le acababa el corazón
para seguir regalándolo,
que Laura fue tras él
harta de melancolía
y de darle igual seguir viviendo,
que Irene dejó la vida hace tiempo
aunque vino unas navidades más
sólo por acompañarnos
A la Navidad le ocurre lo mismo que al desagüe de mi fregadera:
que lo vomita todo.
Que cada día que pasa
me cuesta más (sobre) vivir.
Que cada día que pasa
me cuesta más querer (te).
Que cada día que pasa
me cuesta menos (es cierto) querer.
No sé si dejar de fregar los platos para siempre
o fregarlos todos los días
para que el desagüe de mi fregadera
siga vomitándome realidades
o bajarme al chino
y derrochar el salfumán por esa boca deslenguada y feroz.

Birabloas

Soy (somos) poetista, lo confieso (si esa palabra se permite, y se permitirá, que es bella); también diré que tenemos un grupo de poesía, que viene muy bien en días como éste. Se llama Birabolas y colgamos palabras, las tendemos (más bien), que las palabras no pueden quedar colgadas. Os dejo con el regalo que nos hemos venido haciendo en estos escasos tres meses y os invito a participar leyendo o tendiendo poemas como sábanas blancas.



Felices fiestas


sábado, 15 de diciembre de 2012

Violencias

En los últimos tiempos, he leído en varias ocasiones a algunos políticos quejándose amargamente tras sentirse acosados en la calle por gente indignada que no puede reprimir sus protestas, su rabia o su desprecio.

Hoy la queja y, hasta si me apuran, un cierto desasosiego (qué puede pasar cuando vaya sola por la calle y me reconozcan) se dejaba sentir en las palabras de la consejera aragonesa de educación, víctima del hostigamiento.

Foto: el diario.es
No me siento cómodo escribiendo esta entrada, ni tampoco cuando alguien, sea quien sea, se siente intimidado por otros. Comprendo y comparto el estado de ánimo de la consejera, tampoco a mí me gusta sentirme intimidado y en los últimos tiempos lo estoy sintiendo demasiadas veces: me siento  personalmente violentado cuando me reducen el sueldo o me quitan la paga extra o me suben el IVA sin opción al diálogo; me siento personal y socialmente agredido cuando se recortan drásticamente los presupuestos de la educación en la que llevo trabajando y algo más desde hace veintiocho años; me siento socialmente hostigado cuando recortan cualquier parcela de lo que se llamaba hace unos meses sociedad del bienestar, una manera de vivir que nos hemos ganado generación tras generación; me siento social y personalmente agredido cuando el capricho de cualquier delegado del gobierno ordena cargar a la policía contra mí o contra mis iguales tan poco violentos como yo; me siento democráticamente violado cuando se abusa del poder y se anteponen los intereses económicos del capital al bienestar de los ciudadanos; me siento constitucionalmente golpeado cuando lo anterior se convierte en norma constitucional con el consenso de la mayoría política.

No me gusta ejercer, ni que ejerzan conmigo ni con nadie, la violencia. Pero si violencia es la acción o efecto de violentar, habrá que asumir que existe no solo una violencia física sino muchos otros tipos: verbal, psicológica, política o económica... Y yo, y mucha gente que conozco (de la calle, del campo, de la mina...) nos sentimos política y económicamente violentados sin necesidad de salir a la calle ni de que nos reconozcan.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Diwertirse mejor que enwertnenarse

Las cosas como son, un idioma civilizado como el nuestro hace poco uso de la bárbara w (uvedoble), tal vez por eso nos entendamos mal con los pueblos germánicos y anglosajones o, mejor dicho, tal vez por eso nos entendamos poco con ellos y ellos nos entiendan menos todavía.

Sin embargo, en los últimos tiempos, el lenguaje castellano, siempre presto a la evolución callejera y muy proclive a la involución académica, está recibiendo no pocas aportaciones de nuevos vocablos que comienzan por la letra W, más concretamente por la sílaba Wert, procedentes de distintos movimientos sociales, especialmente relacionados con la educación, la cultura y el deporte.


Los colaboradores lingüísticos del bocavolorio han multiplicado sus investigaciones para intentar averiguar la razón de esta avalancha de neologismos en cuya formación interviene el prefijo wert- con un matiz eminentemente peyorativo, pero sólo han descubierto que la moda semántica coincide con en el tiempo con la presencia en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de un alto cargo cuyo apellido coincide con el prefijo. Sin embargo, los mismos investigadores afirman que no encuentran una relación clara entre ambos fenómenos.

Pese a esos escasos avances en las investigaciones, hemos conseguido identificar hasta treinta y un neologismos que comienzan por el prefijo wert- con algunas variantes:
  1. wertano: Referido al orificio externo del aparato excretor, suele utilizarse para indicar por donde puede meterse alguien un proyecto, de Ley, por ejemplo.
  2. wertbalista: Dícese del que usa balas contra algunos derechos de la población. También puede aplicarse a justificaciones e intervenciones públicas que son como balidos.
  3. wertbena: Situación en la que se encontrarán muchas entidades de aprendizaje musical o la música misma.
  4. wertberé: Acto futuro que consiste en empinar el como como remedio para olvidar si siguen así las cosas.
  5. wertberisco: Personaje que gusta de realizar actos de piratería y pillaje contra los servicios públicos.
  6. wertbigracia: Mal ejemplo que cunde como la espuma en el parlamento español y que divierte mucho a una diputada que se llama Andrea.
  7. wertborragia, wertborrea: Excesos verbales con efectos de enfermedad wertnérea para la cosa de la que se habla y las personas que los sufren.
  8. wertdasco: En Aragón, dícese de la vara verde y flexible que se utiliza para dar azotes a las bestias de tiro o a los alumnos de las escuelas. El golpe de wertdasco se llama wertdascazo.
  9. wertdejo: No caerá esa breva, pero lo agradeceríamos.
  10. wertdugo: Personaje que se dedica a aplicar la pena de muerte a una parte del estado del bienestar.
  11. wertenjenal: Enredo, lío, follón. (Este tipo nos ha metido en un wertenjenal.
  12. wertga, wertgajo. Pene de los mamíferos, concretamente wertgajo es la wertga de un toro que, después de cortada, retorcida y seca (que nadie se me haga ilusiones), se usa como látigo en las aulas o en otros lugares.
  13. wertgante: Persona capaz de actúar sin honradez, sin escrúpulos, en suma: bribón.
  14. wertgel: Crema de baño para lavar las heces.
  15. wertgonzoso, wertgonzante: Que causa wertgüenza.
  16. wertiberi: Enfermedad que puede convertirse en endémica, producida por las carencias, en general.
  17. wertbiquí: Herramienta que se utiliza para taladrarlo todo manualmente.
  18. wertido, wertedero: deshecho y lugar donde se tiran los deshechos.
  19. wertimiento (wertymiento): Personalidad que miente en cuanto alguien la reconoce.
  20. wertja: Si no fuera tan triste, produciría carcajadas.
  21. wertmuda. Ansia, anhelo de un buen número de personas, tres o cuatro según la delegada del gobierno, 30 según La Razón, 300 según el Mundo, 3000 según ABC, 30.000 según la policía local, 300.000 según el País, 3.000.000 según fuentes autorizadas y 30.000.000 según los organizadores.
  22. wertnéreo: En general, enfermedad de transmisión sexual producida por la falta de prevención al tener relaciones con algunas siglas.
  23. wertnal: Sobornable
  24. wertnial: Pecado de fácil remisión, sobre todo si se negocia en privado con los obispos.
  25. wertosímil: Dejamos a los lectores que busquen símiles a wert.
  26. wertrraco: Toro o cerdo semental que se crece con el castigo
  27. wertsa (wert-s.a.) Privatización de lo público convertido en sociedad anónima.
  28. wertsallesco: Manejo de la corte y, por extensión, de lo relacionado con la gobernación o la administración de las personas o cosas.
  29. wertso: Intento de detener a un animal (se pronuncia prolongando la o).
  30. wertical (wertycal): Pues eso: una de arena y muchas de cal.
  31. wertzas, wertzotas: Necio, ignorante o que hace caer en la necedad y la ignorancia.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Puertas abiertas

Pese a que todos los de la otra orilla, muchos de mis conocidos, bastantes de mis jefes, algunos de mis lectores, pocos de mis alumnos y ninguna de mis novias me consideren un radical, peligroso insurrecto, antisismeta y persona no adicta al régimen democrático, o no, imperante (hasta el presidente del des-gobierno o el ojalá-ex-ministro de instrucción me definen en los telediarios), soy un tipo normal; tanto que, (iluso de mí) gusto de visitar las sedes parlamentarias durante el puente de la Constitución Inmaculada, a saber: me he visto el (ahora, que no siempre) Congreso de los Diputados (y lo pongo con mayúsculas contra mi tendencia última a minusculizarlos -a ellxs, que no a la institución-), el parlamento de Guernika (porque me empeñé en que me lo enseñaran a su pesar, y lo hicieron); el sevillano hospital de las cinco llagas, que vaya nombrecito; el extremeño Hospital de San Juan de Dios, que gracias a su advocación y a la de San Rodríguez-Ibarra, los funcionarios del ente extremeño cobrarán lo suyo (que no es extra, que es sueldo) este diciembre; el palacio del hórreo en Santiago, que se montó a mayor gloria de don Manuel y sus gaitas destempladas, y hasta el Parlament de Catalunya, desvinculado él de cualquier pasado coronario y ahora menos independenstista que antes. Como soy tan constitucionalista como dado a la nausea, me he cuidado muy mucho de visitar el palacio de los Borja, actual sede de las Corts valencianas (ya lo conocía de antes y lo de los Borja se veía venir) o el atentado al buen gusto (democrático y visual) que constituye la cartagenera asamblea murciana. En fechas como éstas he visitado hasta el palacio de Westminster, donde recodé el primer corte de mangas al autoritarismo (aquello sí que eran recortes), y la Assemblée Nationale, rezando el rosario de la liberté, égalité, fraternité, ora pro nobis; aunque reconozco que he preferido prescindir, por las mencionadas razones de inestabilidad estomacal, del bundestag y del horroroso Erichs Lampenladen.



Es cierto, soy un tipo normal, demócrata-parlamentario y constitucionalista, al que le encantan los primeros artículos de la Constitución liberal (que no me vengan ahora con corrupciones aguirristas del liberalismo) de Cádiz:

Art. 2. La Nación española  (o la que sea) es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona.
Art. 3. La soberanía reside esencialmente en la Nación, y por lo mismo pertenece a ésta exclusivamente el derecho de establecer sus leyes fundamentales.
Art. 4. La Nación está obligada a conservar y proteger por leyes sabias y justas la libertad civil, la propiedad y los demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen.

Un tipo al que le gusta aquello de que seamos benéficos (artículo 6) y buenos.

Un tipo al que, por no anclarme en el pasado, le gusta que los españoles (o cualquier otra gente) tengamos derecho al trabajo (artículo 35), a la salud (artículos 15, 40, 43...), a la educación (artículo 27), a la cultura (artículo 44), entre otras fruslerías y hasta que seamos libres para ejercer de libres e, incluso, que toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad esté subordinada al interés general (artículo 123) y que la economía sirva para asegurar a todos una buena calidad de vida (preámbulo).

Un tipo al que más que cambiar la Constitución española (salvo el artículo 1.3. y el deleznable añadido de zetapé aplaudido por mariano), le gustaría su obligado cumplimiento, como a todo radical y antisistema que se precie.

Por todo eso, y porque me entusiasma la Aljafería, me he ido hoy a ver el palacio y, de paso, las Cortes aragonesas. He disfrutado del  palacio; les he explicado a unas cuantas parejas catalanas la presencia de su bandera en los artesonados y a algunos ploíticamentecorrectos la de las cabezas de Alcoraz cantonando la cruz de San Jorge; he recordado il trovatore de Verdi; he visto que no dejaban tocar el ejemplar del estatuto de autonomía y no ponían pegas a tocar cualquier otro elemento patrimonial (todo un síntoma del alejamiento); me he paseado por el salón de plenos y he disfrutado de una exposición de Isidro Ferrer, ese artista que da lecciones de libertad creativa cuando ilustra los carteles del Centro Dramático Nacional o cuando recoge premios de manos del rey.

Pues eso, si nos dimos una constitución, que se cumpla, ya la cambiaremos, si hace falta, cuando comprobemos, por fin, su validez. Mientras tanto seguiremos diciéndoles, como Isidro al rey, a la cara, que no nos representan.

martes, 4 de diciembre de 2012

Jetocracia

En esta nueva entrega del bocavolorio, hablaremos de Jetocracia.

La jetocracia es una forma de ejercer el poder y, por derivación, la economía o el control social que, partiendo de los principios de la democracia representativa, obtiene el mandato popular mediante un sistema electoral que no es proporcional a los votos emitidos y haciendo públicas, para el convencimiento del electorado, promesas que serán incumplidas de inmediato sin que ni la justicia ni ninguna asociación de consumidores que se precien demanden al anunciante por publicidad engañosa ni los votantes puedan reclamar la devolución del pago (en este caso el voto) por haber elegido un producto defectuoso o embustero.


Sus actos se fundamentan en una supuesta legitimidad que dan los votos (contabilizados aplicando el sistema llamado d'hondt, más conocido como el modelo aritmético cascala, que cumple el mismo principio que la propia jetocracia: más para el que más tiene) que son utilizados como si fueran hipotecas a cuatro años, vínculos indisolubles entre electores y elegidos. Los habituales incumplimientos electorales confieren a la mencionada legitimidad el carácter no ya de cesión de soberanía popular, que sería preocupante, sino de apropiación indebida de la misma que es, a todas luces, contraria a derecho: si el poder reside en el pueblo, se desahucia al pueblo y ya está, es el lema a seguir.


Como ejemplos de jetocracia, adjuntos algunas imágenes recopiladas (sólo) durante unos días del mes de noviembre

Al amparo de su poder, los jetócratas toman el poder de los ciudadanos para cederlo a los mercados; recaudan impuestos al pueblo para donarlos a los bancos (que a su vez lo utilizan para devolver a otros bancos, los alemanes, lo que les deben); destruyen el tejido productivo para controlar el tejido social; empobrecen a las personas para enriquecerse  a sí mismos; reducen los derechos ciudadanos cuando les place, y recortan los beneficios sociales a cambio de los cuales los contribuyentes abonan sus impuestos, de forma que los recortes en la educación, la sanidad, los servicios sociales en general, las infraestructuras, la creación de empleo o la ayuda a los desempleados pasan a engordar los bolsillos de los jetócratas, los bolsillos de sus amigos banqueros, oligarcas de la economía o simples chupóptros (a todos ellos conceden prerrogativas sobre el pueblo a quien pueden timar, estafar, desahuciar, esquilmar, robar, vapulear, agredir, insultar o, simplemente joder en cualquiera de sus acepciones...); también pueden pasar a engordar sus egos en forma de grandes obras inútiles que inauguran a bombo y platillo.

Como último ejemplo, a saber: todos los que han regularizado su dinero negro en la incomprensible amnistía de hacienda (menos de la mitad de los previstos) podrán seguir teniendo su dinero en Suiza. Los demás no, ni siquiera nos queda dinero para tenerlo en ningún lado.



Dicen que quedan dos parejas de jetócratas honrados en la sierra de la Virgen, pero sólo se han podido encontrar sus huellas y no ha sido posible visualizar a los individuos, por lo que esta teoría queda pendiente de demostración fehaciente.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Nuevos ministerios

A Gallardón lo acaban de juzgar los jueces (la judicatura en general) y lo han declarado culpable por lo de las tasas (lo mismo que abogados, procuradores y ciudadanos en general que tengan que hacer uso de la justicia); tampoco ha sentado bien a la judicatura el indulto a los polis catalanes torturadores (y es que aunque la mona -los mossos y Gallardón indistintamente- se vista de seda, mona se queda y la poli es poli, aunque parle catalá y el ministro es mandón aunque descienda de Albéniz).

 


Pero es que a Mato se le ha rebelado la sanidad y la declaran culpable de inatención los médicos, los pacientes (que comienzan a convertirse en impacientes), los farmacéuticos y hasta las multinacionales de farmacia. Y es que esta gente no deja contento ni al capital ni a las clases medias ni al pueblo.

Wert ha sido declarado culpable por toda la comunidad educativa: profesorado, sea de infantil, primaria, secundaria, universidad... padres y madres que, radicales ellos, le montaron una huelga y aprovechan cualquier quítame allá esas partidas para manifestarse como unos antisistema cualquiera; alumnos y alumnas de todos los niveles y desniveles y hasta la concertada pobre (que la rica tipo OPUS está más contenta que unas pascuas, mejorando lo presente). Tampoco tiene contento al mundo de la cultura (salvo a Ussía, Arturo Fernández y alguno más, si consideramos cultural el bodrio infame y pulpo animal de compañía).

A García Margallo lo ponen verde las ONGs por aquello de la cooperación; los ministros de asuntos exteriores europeos se le cachondean y su propio partido no lo traga porque ha salido respondón en política interior ¿por qué politica es diminutivo? Poruqe es diminutivo también politi, poli, y po (que es en lo que se quedaría) suena a plítica repetido: popó (siempre ha sido pipí como más fino).

A Morenés la Guardia Civil lo tiene en el punto de mira y los militares, que callan por obligación en público, echan espuma por la boca en las cantinas de los cuarteles y llenarían las salas de banderas si se aplicara el régimen castrense. Ojo, que a los que no tenemos más armas que los libros, se nos está aplicando.

Montoro tiene sublevados a los contribuyentes por el IVA, el IRPF, el fraude fiscal... Y los inspectores de hacienda están que trinan porque solo se les hace investigar al populacho, mientras permite el fraude de los ricachones a los que perdona sus deudas así como ellos embargan a sus deudores. Hace caso omiso de las denuncias de cuentas en paraísos fiscales de Botines y compañía y se ríe cada vez que anuncia una subida de algo.

Fernández sólo tiene contentos a los antidisturbios, a los que entrena en plan rambo para que repartan a conciencia, la única con ciencia que nos queda, según denuncia el SUP. Los de a pie se le manifiestan y hasta pitan el himno en un acto de la Guardia Civil en Zaragoza. Los ciudadanos masacrados por la poli tampoco están contentos, pero es que les duele si se ríen.

Las grandes constructoras están hasta las pelotas de Pastor, que no les da una obra pública ni por equivocación y tienen que dedicarse, los pobres, a obtener beneficios de las privatizaciones de la sanidad o la educación. La vivienda, mejor, la morienda, no levanta cabeza desde que Paco Cascos dijo que era cara porque los españoles podían pagarla. Claro que si un tipo le hacen un aeropuerto en Huesca para que vaya a joder con su chica, tampoco es de extrañar.

Báñez, la ministra de trabajo que nunca trabajó ni siendo ministra, ha sido declarada culpable por parados, trabajadores, sindicatos y empresarios. Ni el generalísimo conseguía tan chusca unanimidad.

Soria arruina a la minería y  a los mineros: sindicatos mineros y empresarios mineros le montan el pollo día sí y día también. Las pequeñas y medianas industrias están ahogadas y las grandes se las piran o no invierten a la vista del yermo soriano. Y al tipo no le basta con parecerse a Aznar, Encima se ríe.

Cañete tiene a los agricultores, ganaderos y pescadores hasta los mismísimos boniatos. A él, que es rico, le importan un pito, como siempre.

Guindos ha conseguido que el Financial Times lo nombre el peor ministro de economía de Europa... Nunca estamos de acuerdo los españoles y los británicos: nosotros pensamos que es el peor ministro de economía del mundo, y si no que se lo pregunten a los desahuciados, a los españoles, a los... (bueno a todos menos a los bancos).

¡Qué marcha llevas Mariano!



Rajoy se plantea mejorar la imagen de su gobierno acercándolo a la realidad; de hecho va a dejar de ser registrador de la propiedad (ya lo era Corcuera y sin carrera) a cambio  de ser registrador de la libertad (también de los bolsillos), por eso se anuncia crisis de gobierno: no se cambiará a ningún ministro, pero sí el nombre de los ministerios. Estos son los nombramientos que se anunciarán en breve, probablemente el día de la Purísima:
  • Alberto Ruiz Gallardón: Ministro de injusticias y notorio mayor del estado.
  • Ana Mato: ministra de enfermedad, letrinas sociales y desigualdad.
  • José Ignacio Wert: ministro de ignorancia, incultura y sedentarismo. Bufón del reino.
  • García Margallo: desaparece el ministerio de exteriores para sustituirlo por la secretaría de estado de histriones sin fronteras.
  • Pedro Morenés: misterio de la defensa.
  • Cristóbal Montoro: ministerio del saqueo, fraude y de desgobiernos púbicos
  • Jorge Fernández: ministerio de la represión y el tormento
  • Ana Pastor: ministerio de ruinas y derribos.
  • África Bañez: ministra de paro y malestar social.
  • José Mauel Soria: ministro de eriales industriales y cierre de comercios.
  • Arias Cañete: ministerio de yermos y baldíos.
  • Luis de Guindos: ministro de corrupción, econosuya (la de él y la banca) y depauperación.
  • Vicepresidenta del desgobierno: Soraya Saenz de Santa María nos pille confesados.
  • Presiausente del desgobierno: Mariano Rajoy.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Habas contadas en Catalunya

Ahora que todo el mundo  ha dicho ya su tontada acerca de los resultados de las elecciones catalanas, me toca decir la mía.

Este es el gráfico que refleja el voto (y el no voto, que algo querrá decir) en los comicios:

La primera impresión es que ha votado mucha gente, cerca del 70%. La segunda, e importante, es que el 36,77% de la ciudadanía con derecho a voto, es decir, que 1.990.547 catalanes no están representados en el Parlament, por lo que la institución no representa sino a dos tercios de la sociedad catalana.

Si repartimos realmente los 135 escaños entre el porcentaje de votos obtenidos, tendremos que:
  • La opción mayoritaria es la abstención, a la que corresponden 41 escaños, que deberían quedar vacíos para respetar esta opción política, que lo es, con el consiguiente ahorro en sueldos, dietas, prebendas y presuntos chanchullos.
  • CiU obtendría 29 escaños, en vez de los 50 que le adjudica el sistema electoral corrupto.
  • Los socialistas del PSC tendrían 14 escaños, mientras que el sistema les adjudica 20.
  • 13 serían los escaños que sacaría ERC, que, pese a ser republicano y de esquerra, no es revolucionario según Joan Tardá (ese portavoz que parece haberse escapado el Pulgarcito) y que desde mi respetuoso punto de vista, siendo nacionalista en vez de internacionalista, tampoco es de esquerra. En esta realidad irreal le corresponden 21.
  • El PP obtendría una renta de 12 asientos en el Parlament, aunque la lotería d'Hont le ha adjudicado 19.
  • ICV, iniciativa tendría 9 diputados en vez de los 13 conseguidos.
  • Ciutadans sacaría 7 en vez de 9.
  • El CUP obtendría los mismos 3 escaños que le han dado las triquiñuelas compensatorias electorales.
  • El resto de los grupos (Plataforma per Catalunya, Solidaritat Catalana per la Independència, Escons en Blanc, Partido Animalista Contra el Maltrato Animal, Pirates de Catalunya, Unión Progreso y Democracia , Farts.cat, Vía Democrática, Unificación Comunista de España, Partit Republicà d'Esquerra-Izquierda Republicana (PRE-IR), Socialistes i Republicans (pel dret a decidir) se repartírían como buenamente pudieran 4 escaños, en vez de cero, como ahora, con lo que, más o menos, conseguirían entrar Plataforma per Catalunya, Solidaritat Catalana per la Independència (1), Escons en Blanc (1), Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (1), Pirates de Catalunya (1).
  • 2 escaños más quedarían vacíos para los votos en blanco y 1 tampoco se ocuparía por los votos nulos.
O sea se, que el Parlament tendría que estar repartido de esta bonita manera si se tuviera en cuenta, de verdad, la voluntad popular (En distintos tonos de grises la representación mayoritaria, que son los escaños vacíos: 45.


Estas son las cuentas reales, ahora bien, se me dirá que no, que el sistema electoral español no es así, y es cierto, pero que sea legal el reparto real no quiere decir que sea justo. Este es el reparto oficial de los escaños (en la columna derecha) comparado con el que hubiera correspondido aplicando un sistema proporcional justo (columna de la izquierda). Como puede comprobarse, los partidos que obtienen más escaños son los que más beneficiados salen en el reparto.


Como todo el mundo hace su análisis de resultados, yo hago el mío, que va a ser breve y en dos puntos, porque la tontada de Más (que es menos) y el descalabro socialista están más que analizados:

Punto 1: ¿a qué viene tanta bulla con Esquerra Republicana si sólo ha obtenido un exiguo 0.69 % de los votos más que el PP (13,69% frente a 13%)?
Punto 2: ¿Cómo que el soberanismo/independentismo ha crecido? (y conste que me la trae floja, pero no me gustan las manipulaciones). Veamos, si sumamos los resultados que han obtenido los partidos llamémosles soberanistas/independentistas en las elecciones actuales, nos da un total de 74 escaños soberanistas (y eso con los chanchullos de la ley d'Hont y del sistema electoral español), correspondientes a: Ciu (50), ERC (21), CUP (3), mientras que en el Parlament anterior contaba con 76 escaños soberanistas (desaparece solidaritat catalana per la independencia y aparce el CUP), así que después de tanto jaleo, resulta que los partidarios de la cosa pierden dos escaños que, obviamente ganan los no soberanistas en mayor o menor medida, y que suman 61 ahora por 59 en el anterior Parlament; a saber: PSC (20), PP (19), ICV (13), Ciutadans (9).

En conclusión, el soberanismo pierde dos escaños después de gastarse más de 28 millones de euros en las elecciones que, naturalmente, hurtan a la sanidad, la educación, los servicios sociales, los sueldos, las prestaciones por desempleo... 28 kilos que salen ¡ojo! de las arcas estatales; así que los caprichosos adelantos electorales de Asturias (2,5 millones de €, uno para los partidos), Galicia (9,8 millones de €) y Cataluña han robado al estado del bienestar más de 40 millones de €; amén del chanchullo que, para los partidos, supone convocar unas elecciones:
  • 16.101,60 euros por escaño obtenido (805.080 € en el caso de CiU).
  • 0,61 euros por voto conseguido por cada candidatura que haya obtenido, como mínimo, un escaño (678.528 € en el caso de CiU).
  • 0,17 euros por cada elector de una circunscripción electoral, siempre que la candidatura obtenga un escaño en esta circunscripción y consiga formar grupo parlamentario, para los gastos originados por la remisión directa y personal a los electores de los sobres y las papeletas electorales, o de propaganda y publicidad electoral (920.296 € en el caso de cualquier partido que tenga cinco o más diputados, que es el mínimo exigido por el Parlament para formar grupo parlamentario propio, es decir todos menos el CUP).
Ante la bonita suma que se llevará CiU, por ejemplo, de las arcas públicas (2.403.904 € del dinero de todos) ¿alguien piensa que puede importarle a Mas haber sido el derrotado de las elecciones?, sin olvidar que solo hace dos años de las anteriores.



Alguien puede decirme que la postura de Iniciativa per Catalunya-Verts (Esquerra unida i alternativa) no es ninguna de las dos o que algunos son soberanistas o que... Bueno, aceptando pulpo como animal de compañía habrá que aceptar también que los 13 diputados que pertenecen a Unió democrática de Catalunya (los chicos del oscense Durán Lleida, que forma CiU, junto Convergencia) no son soberanistas porque así lo dicen los estatutos de su partido. No he leído los de Convergencia democrática aranesa (al que corresponde uno de los diputados de CiU, a lo peor lo que quieren es la independencia del valle de Arán y tampoco son computables).

Si esto es así, que lo es porque así son las cuentas, el debate que se está planteando es un debate corrupto. Los soberanistas/independentistas han perdido peso respecto al Parlament anterior y representan a 1.783.607 catalanes (el 49,16% de los votantes). Entre los no soberanistas y los votantes en blanco o nulos suman 1.874.843 (el 50,84% de los votantes). Empate técnico, diréis, pues no, porque resulta que olvidamos siempre un dato: la abstención.

Resulta que 5.413.510 catalanes y catalanas estaban llamados a votar, pero 1.755.060 no fueron porque llegaron tarde, les importaba un pito, se murieron esa semana, estaban a otra cosa... Es decir, que la opinión del 32,42% de esos catalanes y catalanas no está representada. Y, conste, que a diferencia de Sánchez Camacho y sus asesores, yo sé sumar.

Insisto, cualquier debate sobre la independencia o el soberanismo o como quiera que se llame el evento es lícito, respetable y hasta apoyable. Ahora bien, ampararse en la manipulación de los resultados electorales para justificarlo es solo una forma de distraer la atención de la crisis y los recortes en empleo, sanidad, educación, acción social... Y los beneficiados, los mismos de antes: Mas y Rajoy, que nos tendrán entretenidos con otras cosas mientras ellos van a lo suyo. Pues nosotros, a lo nuestro, a que no nos estafen.

martes, 27 de noviembre de 2012

Minifiesto

Como ya anunciaba en este bocavolorio definiendo a los minifestantes, hoy toca hablar de los minifiestos.

Minifiesto es la parte del texto o discurso que se declama al final de toda minifestación que se precie, y que adquiere la condición de minifiesto no por el contenido de la arenga sino por la forma en que la percibe cada asistente. En esta forma de comunicación el emisor (líder sindical, político, religioso o miembro de la élite cultural -Almodóvar, Almudena Grandes o Belén Esteban, según el caso-) grita su alegato a un sistema de megafonía siempre desacoplada, no apta para procesar los gritos y mal instalada, de forma que el receptor (los varios decenas o cientos de miles de minifestantes que, a la sazón, siempre son tres o cuatro) perciben el mensaje en un contexto de exaltación y acompañado de ruidos varios: el helicóptero de la policía; los silbidos y abucheos al helicóptero de la policía; las consignas al viento de los que no se enteran; los vítores, aplausos, silbidos o abucheos -que de todo hay- de algunos minifestantes a los arengadores. Por todo ello minifiesto siempre se percibe de forma parcial e inconexa, en forma de sílabas o palabras sueltas, acompañadas de pitidos propios de los micrófonos. He aquí la transcripción de un minifiesto típico:

pañeros... piiiiiiiii ñeras... sis... digamos... píiiiiiiiiiiiiiiii, bierno... (gobierno o invierno, deduzco, que viene a ser lo mismo), sí... no..., ante..., ucha..., peño... ¡TAD!



La frase más larga (y, tal vez la más profunda) que he llegado a entenderle a un líder sindical a lo largo y ancho de mis muchas audiciones de minifiestos fue a Cándido Méndez, hace unos años, y la guardo en mi memoria como un tesoro:

- Un pasito p'alante, María, un pasito p'atrás.

(A Tocho no le recuerdo un pensamiento completo salvo compañeros y compañeras, eso sí, mirando sus labios porque estaba muy cerca y aplicando la intuición porque lo repite mucho).

Si la cosa tiene la suficiente enjundia para sacar algo en la tele (o si la sexta lo emite íntegro, que es gratis) y lo vemos desde casa, conseguimos enterarnos de todo (lo mismo pasa con el fútbol) y nos percatamos de que si estuviéramos allí, también silbaríamos al helicóptero de la policía, gritaríamos consignas y abuchearíamos o silbaríamos a tan altos disertadores que tan poco tienen que decirnos y que, en ocasiones, nos toman por minifestontos.

viernes, 23 de noviembre de 2012

ATTAC: II encuentro altermundista


¡OTRO MUNDO ES POSIBLE!
¡Construyamoslo entre todas!
El II Encuentro Altermundista de ATTAC pretende ser un espacio de encuentro y reflexión alrededor de los planteamientos de ATTAC, tanto para sus participantes, como para aquellas personas vinculadas a los movimientos sociales que creen que Otro Mundo es Posible.
En esta segunda edición, inmersos en una situación socio-política de intensas y diversas movilizaciones como respuesta al ataque de las políticas neoliberales, se refuerza aún más la necesidad de crear lugares de encuentro donde, desde el debate conjunto, se fomente el acercamiento de posturas y estrategias.


Durante estos tres días de jornadas se pretende conseguir diversos objetivos :
  • Acercar las propuestas de ATTAC a personas no asociadas y miembros de otros movimientos sociales y organizaciones.
  • Propiciar el debate y la puesta en común de experiencias y herramientas de trabajo asociativo de los ATTACs del estado español y aquellas personas cercanas al Movimiento Altermundista.
  • Promover la educación ciudadana para la acción contra las políticas neoliberales.
  • Conocer otras personas que observan la realidad de forma crítica y que desde sus experiencias, conocimientos y posicionamientos pretenden aportar su grano de arena.

Castellano:
Escucha la cuña del encuentro en Castellano


jueves, 22 de noviembre de 2012

Catecismo para la ciudadanía

A través de Gerardo me llega este catecismo civil y la preocupación de si será el modelo para la ciudadanía en la ley Wert

Minifestantes y derivados

Si en otra entrada de este Bocavolario definía el novismo minifestación, es necesario hacer lo propio con  minifestante y sus múltiples derivados.

Minifestante.- Si fuera tan rácano como nuestros académicos me despacharía con algo así como: persona que participa en una minifestación. Sin embargo el afán divulgativo que rige los pasos de esta serie me obliga a explicar no pocos matices del término.

Los minifestantes son las moléculas que integran las minifestaciones, capaces de expandirse hasta multiplicar por diez o más la superficie que ocuparían en circunstancias normales, de forma que, según conteo gubernativo 35.000 minifestantes son capaces, en su expansión, de rellenar hasta cuarenta hectáreas. Su escaso tamaño (cada diez -mil según la Intereconomía- parecen uno) hace más inverosímil, si cabe, esta propiedad.


Los minifestantes se caracterizan por jalear consignas varias (en función del objeto de la minifestación), portar pancartas alusivas a dicho objetivo, tocar silbatos y bocinas; pero, sobre todo, hay un rasgo común que los identifica sea cual sea el sesgo movilizador, se trata de la frase profética: luego dirán que somos cinco o seis, que, a la sazón, se cumple siempre y porque habrá alguien que lo diga (medios de comunicación no afectos al objetivo y delegaciones del Gobierno siempre que no medien el Papa o la selección española de fútbol).

A decir del ¿actor? Arturo Fernández, experpento en el tema, (el Arturo Fernández de la patronal no se ha pronunciado, pero no tardará en hacerlo) en la cadena intereconomía, a las minifestaciones indignadas no va gente guapa, y los minifestantes son feos y parecen salidos de un campo de concentración, afirmación esta con la que parecen estar de acuerdo los conterturbios del gato al agua, programa de esa cadena (guapos e inteligentes donde los haya), a juzgar por el coro de risas que jaleaba al ¿actor?

Según convenga a la autoridad gubernativa, los minifestantes son peligrosos extremistas antisistema (si se trata de padres y madres de familia que, junto con sus peligrosos retoños, reclaman una enseñanza decente, o amenazadoras abuelitas yayoflautas contrarias a los recortes sanitarios...) o ejemplares ciudadanos si ocupan la calle apoyando, por ejemplo, la separación de sexos en las aulas; en ese caso, además de su ejemplaridad, adquieren una categoría nueva: la de maxifestantes, grupos caracterizados por computar más cuantos menos son.

Pero además de los maxifestantes, existen otros derivados de minifestante que merecen consideración.

Los más conocidos son los minifestontos (si el recuento coincide con la realidad manifestontos), que son, según la Razón, Intereconomía y otros medios (por parciales) afines al régimen, la mayoría de los minifestantes, los que se dejan llevar por cantos de sirena antipatriotas, manipulaciones extremistas y sentimientos radicales.

Los minifiestantes, que suelen acudir a los actos con chiflainas, gaitas y tambores de toda índole (los manifiestantes llevan guitarras para el cumbayá) para animar el cotarro.

Los manigestantes, asistentes desde el vientre materno a convocatorias antiaborto o, si son minigestantes, a algaradas revolucionarias que vergüenza les tendría que dar a sus futuras progenitoras.


Si hay un rasgo que distingue a los minifestantes de los manifestantes es que los primeros acaban encontrando siempre la horma de su zapato, al entender de la autoridad, en forma de golpes policiales provocados por el maestro armero, que pasaba por allí, por lo que se sospecha, aunque no está plenamente confirmado, un cierto sesgo masoquista. Y es que su carácter radical les hace desoír las prohibiciones a cualquier minifestante: prohibido llevar capucha, pasamontañas, careta, casco, pañuelo o cualquier prenda que permita ocultar la cara; prohibido tomar fotos o cualquier otro documento gráfico; prohibido llevar pancartas con palo, caramelos con palo y palos a secas; prohibido consumir líquidos alcohólicos, prozac o cualquier otro estupefaciente; prohibido gritar consignas anti-patrióticas; prohibido concentrarse, manifestarse, viajar a una mani, pensar en ir a una mani...

En toda minifestación que se precie, los minifestantes acaban escuchando un minifiesto, pero eso será harina de otro costal.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Guardería en cualquier sitio

Con el permiso de Maribel, añorada compañera de los dos últimos años, copio este texto que ha compartido hoy en Facebook y que no es un comentario más sobre los recortes sino los recortes cebándose en todo, sobre todo en la gente que intenta seguir haciendo bien su trabajo pese a todo:

La guardería de mi peque es municipal y lo está pasando mal. No es justo. El conserje es un encanto, Martín en cuanto lo ve le echa los brazos. Sonia, que es su monitora, es superdulce: lo trata con cariño a él y a trece niños más. Y puedo seguir con Yolanda que tranquiliza a todas las mamás y papás que dejamos a nuestros niños cada mañana. Son estupendos. Trabajan mucho y siempre con una sonrisa. De premio les han quitado el 70% de la subvención. Así se hace. No llega para pagar a todos o suben la cuota más o cierran . Han estado de reuniones y al final el alcalde y la guardería han decidido que siguen en sus puestos todas las monitoras y el conserje. No suben la cuota. Ufff, qué bien. Pero reducen en servicios externos, es decir, que cuando terminan de trabajar son ellas y él los que hacen la colada, recogen la cocina... Trabajar más y más. Siempre pierde alguien. Si crees que la crisis no te afecta es que no sabes dónde vives.

Minifestación

Sigo con este bocavolario, hoy toca un concepto que se ha ido desarrollando a medida que las movilizaciones sociales han salido a la calle. Se trata de Minifestación


Minifestación: (Sustantivo) Congregación callejera de masas (en este caso gramos) que, para obtener un fin concreto, corean lemas y portan pancartas alusivas al asunto que les ha llevado allí. Se distingue de sus hermanas mayores, las manifestaciones, por sus peculiaridades aritméticas, ya que para su conteo se utilizan los números relativos de forma que si:

X = 35.000
Y = 350.000
Z = 4 gatos que después se van a tomar cañas por ahí o son estudiantes con pésimos expedientes académicos.

Siendo X la delegación del gobierno, Y los organizadores, Z el periódico la Razón

Se cumple que X = Y = Z
Y que 35.000 = 350.000 = 4 gatos que después se van a tomar cañas por ahí o son estudiantes con pésimos expedientes académicos.

Las minifestaciones tienen propiedades físicas insospechadas ya que cuanto más espacio ocupa el personal asistente, menos personal asiste, lo que prueba que sus moléculas (las de los 4 gatos que después se van a tomar cañas por ahí o son estudiantes con pésimos expedientes académicos) son capaces de expandirse hasta ocupar las cincuenta o sesenta hectáreas que caben entre Atocha y el primer tramo de la Castellana).

Las personas asistentes a las minifestaciones se denominan minifestantes, de ellos me ocuparé en el siguiente bocávolo.


martes, 20 de noviembre de 2012

Bocavolario (sic)

Aviso previo: el palabro es correcto y novedoso donde los haya.

Introducción/presentación

Vivimos tiempos revueltos y en el mismo vaso se mezclan la cazalla áspera de la crisis con sus recortes y sus agresiones, con el moscatel de la indignación, las movidas sociales y esa revolución siempre pendiente y siempre necesaria.

A diario vemos fenómenos nuevos en nuestra sociedad y encontramos personal rodeando el Congreso, construyendo mareas multicolores que ocupan las calles, participando (o no) en huelgas de alumnos o de padres, arrojándose por la ventana en los momentos previos al desahucio o ejerciendo de mayoría silenciosa a los pies de su patrona santa Teuve Digital Terrestre. La oligarquía financiera dice que esto se arregla construyendo más pisos y asegura que no se pone nada; la oligarquía política lo mismo ve brotes verdes que amenaza con que esto está muy mal, lo que me hace temer que los brotes sean de cannabis; la oligarquía sindical sigue a lo de siempre: ¿y de lo mío qué?; la oligarquía empresarial aplaude las medidas del desgobierno siempre y cuando sean las que ellos sugieren, que siempre son, y el desgobierno, pues eso, desgobernando a sus anchas a costa de una mayoría absoluta que no tienen si echamos las cuentas bien echadas (los votos a los demás + los no votos en cualquiera de sus variantes).

En este contexto, se hace necesario un nuevo lenguaje que nos ayude a entender lo que está pasando. Conceptos nuevos que permitan comprender de qué hablamos y de qué hablan dependiendo de quién hable. Por eso comenzamos aquí una serie que puede dar de sí o de no lo que sea y que se llama Bocavolario, nuestro primer concepto.



Bocavolario: Se entiende por Bocavolario el conjunto más o menos complejo de términos que componen el idioma o lenguaje imprescindible para comprender los tiempos que corren. El Bocavolario  varía según la comunidad autónoma; el tipo de hablante, según pertenezca al pueblo, a la oligarquía social, económica o política; el empleo del hablante, pues no usa el mismo Bocavolario una delegada del gobierno que un oficial fresador, o el nuncio de la Santa Sede, por ejemplo, aunque utilicen las mismas palabras.

Etimológicamente proviene del latín bucca y del verbo, también latino, volo/velle (querer, desear), del que proviene voluntas (voluntad). Podría traducirse por de mi boca sale lo que quiero, aunque sería más acertado usar sus formas coloquiales: digo lo que me da la gana, lo que me sale de...

Orgulloso de Brian

Conocí a Brian hace ahora tres cursos; era uno de mis alumnos de PCPI el año de mi regreso a las aulas de verdad, esas llenas de chicos y chicas motivados/desmotivados, activos/inactivos, integrados/desintegrados, esperanzados/desesperanzados y tantas más parejas antónimas como quieran escribirse según el cristal con que se mire el hecho educativo. Con dieciséis años recién cumplidos o casi por cumplir, le sacaba una cabeza a mi metro ochenta y cuatro y era -es- el ejemplo perfecto de que esos chicos y chicas pueden seguir en el sistema educativo siempre y cuando haya un sistema educativo que los ampare (y no parecen ir por ahí los tiros ahora).


Cumplió con creces el PCPI de hostelería, ejerciendo de camarero larguirucho; aprobó la prueba de acceso a ciclos formativos de grado medio de Formación Profesional, el último año que se hicieron pruebas accesibles y no discriminatorias; entró en el ciclo formativo de cocina y lo acabará este año como cocinero.

Esta mañana, en la radio, he escuchado que Brian obtuvo el pasado jueves el tercer premio en un concurso de cocineros que congrega a las escuelas de hostelería aragonesa con una lubina y una bomba de chocolate, melocotón de Calanda y no sé cuántas cosas más.

Iba bien preparado y apoyado, no en vano, Lucía (otro excelente ejemplo de retorno al sistema educativo, esta vez desde la vida y la escuela adultas), escribía la víspera del 14N en facebook: Hola chic@s, quería decir que el miércoles 3 o 4 alumnos de 2º vamos a entrar a la cocina. No vamos a dar clases, vamos a ayudar al alumno que nos va a representar el jueves día 15 en el concurso de jóvenes cocineros en Teruel. Mi sentimiento está con la huelga, pero también el echar una mano a un compañero que nos va a representar. Espero que l@s compañer@s que estén en la puerta lo comprendan.

Yo no puedo decirle otra cosa que: Brian, estoy orgulloso de ti.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Internacionalismo

Lo bueno que tiene este invento es la interacción con quien lee. Esta madrugada, tras regresar de las movilizaciones y pese su cansancio, una amiga me ha completado el artículo de ayer sobre la nueva lucha de clases aportando el ingrediente que faltaba: el internacionalismo, tan inherente al movimiento obrero como necesario en estos tiempos individuales. Como hay comentarios que adquieren la categoría de artículos, copio íntegro su contenido.


Una de las pancartas de la manifestación de Madrid rezaba algo así como “local o extranjera la misma clase obrera”, y es que hay otra cosa que se ha ido quedando en el camino a la vez que nuestras mesas camillas y nuestros sueños: el Internacionalismo, ese concepto tan hermoso y tan grande que nos conectaba como clase trabajadora con hermanos y hermanas de cualquier parte del mundo. Millones de personas con los mismos problemas, con las mismas brechas que nos han ido impidiendo conseguir un Trabajo Decente que nos permitiera vivir con un mínimo de dignidad.



El trabajo, los derechos, la protección social… a cuántas personas en el mundo, especialmente en los países empobrecidos –que no pobres-, ha dejado en la estacada la dichosa economía globalizada. 200 millones de personas visiblemente desempleadas en el mundo, 250 millones de niñas y niños que trabajan -explotados en su mayoría-, 5000 muertes por día ocasionadas por el trabajo, millones de personas excluidas del diálogo social….cifras que se nos han ido haciendo frías y lejanas mientras nos deshacíamos de nuestras viejas mesas camillas y de nuestros sueños.

Y es que efectivamente todos los países, desarrollados y en desarrollo, tienen sus trabajadores y trabajadoras pobres. Pero ¿nos hemos visto así alguna vez? ¿nos vemos así? como trabajadores pobres, digo, o es que acaso los pobres no son trabajadores? O lo han sido, o lo pretenden ser. Los grandes medios de comunicación de masas nunca nos han mostrado estas realidades desde ese prisma, claro, no interesa. Cómo miramos el mundo y cómo lo comprendemos es fundamental para construir cómo actuamos en él.
Ahora nos toca empobrecernos a los y las trabajadoras españolas, europeas, occidentales… y de nuevo no-toca pensar en lo que les pasa a nuestros iguales en otros lugares del planeta, bastante tenemos con lo nuestro –pensamos-. Nos volvemos a equivocar, no se trata de dar lo que nos sobra, sino de ir juntos hacia un lugar común. El dinero no es lo más importante, pensemos en las ideas, la imaginación, la fuerza, la organización, que en periodos buenos no parecen cosas necesarias, pero que en periodos malos son fundamentales.

Ya siento este pedazo de rollo que me he soltado, José Ramón, pero estoy recaliente después de estar en rodeando el congreso y ver nuestra supuesta democracia tan “tocada”. Estoy contigo que hemos de reconstruirnos como sociedad, es fundamental reconocernos como Clase Obrera, avanzar en una democracia más limpia. Y añado desde el Internacionalismo más Solidario que nunca. Nuestros grandes enemigos son los mismos, los grandes Actores de la Globalización (neoliberal y capitalista): las Instituciones Financieras Internacionales, el FMI y el Banco Mundial, la OMC, por supuesto las Transnacionales… y todos los localismos oligárquicos del mundo.

No dejes de escribir nunca. Me encanta este blog.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La nueva lucha de clases

Hace unos años, cuando al neoliberalismo le interesaba invitarnos a bailar para alimentar a la voracidad capitalista; cuando cambiamos la mesa camilla del salón por el tresillo, las conversaciones familiares por la televisión y pusimos calefacción central para calentar nuestros, hasta entonces, helados sueños; cuando, en fin, buscando lo políticamente correcto, abandonamos palabras como maestro u obrero y las sustituimos por docente o trabajador y nos constituimos en ferviente clase media de coche, piso, vacaciones en el mar y apartamento en playa o montaña... Hace todos esos años, variables segùn el punto de partida y del proceso, tiramos a la papelera, junto con la palabra obrero (por demodé y radical), aquel marxismo del que muchos habíamos bebido en las fábricas, en los sindicatos, en el PSOE y otros partidos, en las luchas contra la dictadura, en la universidad y hasta en la sacristía del seminario.

De repente, estuvo mal visto ser marxista y hasta se dejó de hablar de materialismo histórico para comprender la evolución de las sociedades. Marcelino Camacho pasó a la reserva y, junto con sus jerséis de cremallera, desapareció del moderno vocabulario laboral la palabra obrero y se decía trabajadores y trabajadoras, en lugar de obreros y obreras; algunos, más distanciados, se nombraban empleados o empleadas, operarios u operarias... Éramos modernos, la nueva clase media que seguía siendo la última del escalafón porque detrás del último no va nadie.


Con el marxismo y el obrerismo en la basura, olvidamos que fue la lucha de clases (y no Europa ni sus gobiernos ni la Democracia ni el Concilio Vaticano II...) la que nos hizo como éramos y nos permitió habitar ese estado del bienestar que ahora se nos escapa como el agua entre las manos; renunciamos a nuestro pasado como pueblo, a nuestro patrimonio de luchas y alertas y nos echamos, inconscientes, en los brazos del enemigo, que nos mecieron mientras le fuimos útiles y nos repudian por innecesarios tras encontrar a otros que les paguen los gastos, no sin antes exigirnos el rédito de su cariño interesado.

No añoro los malos tiempos ni cualquier tiempo pasado fue mejor, porque lo que tiene que ser mejor, siempre, es el futuro. Y para que así sea, hay que descolonizar los estados de quienes los han usurpado: el capitalismo liberal y las oligarquías empresarial, bancaria y política que lo amparan. Hemos centrado nuestras iras sobre los gobiernos, pues son los que ejecutan, pero no olvidemos que sus recortes brutales los dictan los grandes intereses económicos de la empresa y de la banca: empobrecer y embrutecer al pueblo, el objetivo, supone llenarlo de miedos y cercenar sus capacidades para pensar y rebelarse. La oligarquía política es un estamento hermético y endogámico que protege sus propias ideas y a su propia gente y bloquea cualquier disidencia, hasta cualquier ocurrencia; la oligarquía sindical se ampara en su propia estructura y se alimenta de ella; ambas son deudoras de la banca y de la empresa, del capital y poco podemos esperar de ellos.

Recuperar el futuro supone recuperarse como pueblo, como EL PUEBLO; reconstruirse como sociedad; identificar a los enemigos: el capitalismo liberal y las oligarquías empresarial, bancaria y política que lo amparan y nos revenden a sus caprichos; reconocernos como obreros y obreras, como Clase Obrera, y recuperar la lucha de clases para volver a tomar el poder en una democracia limpia, sin títeres ni titiriteros que muevan los hilos.

Nota: He estado esta mañana en la manifestación de Calatayud. No estaré esta tarde en la de Zaragoza por aquello de no consumir el combustible del coche ni podré estar rodeando el congreso en Madrid, pero quiero gritar desde mi casa.

martes, 13 de noviembre de 2012

Demagogia de la no huelga


Nos quedan tan pocos derechos (a nosotros, el pueblo) que nos cuestionan hasta el derecho de ser políticos, no politicastros -¡ojo!- políticos a secas. Como si la política fuera cosa de profesionales y no del pueblo, que elige y acierta o se equivoca. Como si sólo tuviésemos derecho a ser políticos un día de cada 1461, cuando toca elegir.

Listos, demagogos, sabedores de la mala prensa de su propia política profesionalizada manipulan a la mayoría silenciosa o movilizada advirtiendo que esta huelga, esa manifestación, aquel movimiento ciudadano... están politizados, que es como decir: les estás haciendo el juego a los que opinan lo contrario que nosotros que mandamos, como si mandar no fuera hacer política.

Pues claro que la huelga es política, porque lo son las decisiones contra las que esta convocada:

  • Porque los recortes en la educación son políticos y persiguen un fin político: desmantelar el sistema público de educación y pasar del beneficio social al beneficio económico de las empresas que se hacen con los centros; en Madrid grandes entramados empresariales que antes hicieron su agosto con la construcción.
  • Porque la ley Wert es política ¿o es que el ministro iluminado no lo es, por iluminado que sea?
  • Porque el desmantelamiento de la sanidad pública para ceder la gestión al beneficio económico de CAPIO Sanidad, por ejemplo, es política. Y mucho más, si conocemos que de la privatización de hospitales en Castilla-La Mancha se beneficia esa empresa de la que Rato es accionista y el marido de Cospedal, directivo. Política y desvergüenza
  • Porque el aumento del paro es política, la opción por el recorte en vez de por la inversión productiva es una decisión política que persigue acabar con los derechos laborales y convertir el empleo en un bien tan escaso que haya que estar agradecido por tenerlo.
  • Porque la rebaja de los salarios es política.
  • Porque el recorte de la paga de navidad es política.
  • Porque el incremento de los impuestos es política.
  • Porque salvar a la banca en vez de a los ciudadanos es política.
  • Porque venderse a los mercados es política.
  • Porque el desmantelamiento del estado del bienestar es política.
  • ...
Que no nos vengan con cuentos ni con demagogias baratas: si las decisiones contra las que luchamos son políticas nuestras reacciones también lo son: hagamos la política de la sociedad.

domingo, 11 de noviembre de 2012

La razón y la huelga


Con el permiso de Piedad, le copio este comentario de Facebook, su razón coherente con el futuro.


Hay mucha gente que opina que no sirve de nada, que nada va a cambiar, que es todo política...

No les falta razón para pensar así, yo también tengo mis dudas, porque en este complejo mundo que nos rodea, es muy difícil tomar decisiones.

Sin embargo cuando siento el brillo de la limpia mirada de mis hijos o de mis alumnos lo tengo claro: Si voy a ir a la huelga... por dignidad, por justicia, por coherencia...se qué mi conciencia va a estar más tranquila.

Para mi no es una huelga política, porque seguramente si lo pensara no la haría. En los últimos años me han defraudado los políticos de uno u otro signo, así como también lo han hecho los sindicatos...me siento mal por pensar así porque creo en la democracia y pienso que la clase política es fundamental, pero no puedo de momento disimular mi enfado.

Demasiada gente pasándolo mal, demasiado paro, demasiados recortes en la educación, sanidad y servicios sociales...

Para mi es una huelga por el futuro, porque no nos resignamos y por la esperanza de que UN MUNDO MEJOR, MÁS SENSIBLE Y SOLIDARIO ES POSIBLE.

Qué cada cuál analice sus razones para ir o no a la huelga, todas serán igual de válidas, pero tal vez no todas serán igual de humanas.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Senado, ¿dígame?

Ser senador, además de un chollo, tiene que ser aburridísimo porque estar (o no estar) en un cargo para ver cómo pasan las horas, los días y los meses durante cuatro años hace que el tedio se instale en las vidas de sus señorías (las suyas).


Por eso es comprensible que estos abnegados próceres necesiten uno o dos smartphones (a cuenta del contribuyente, claro está) y, aunque no está demostrado que esos 440 teléfonos inteligentes hayan contribuido a elevar la inteligencia de los miembros y miembras de tan alta y democrática institución, es un hecho que el gasto en llamadas y mensajitos contribuye a paliar la sensación de hastío que necesariamente han de sentir estas sus señorías (las suyas) por tocarse sus partes sexuales con mayor o menor satisfacción (por aquello de no usar palabras groseras tan de mañana).

Imagino a los ocho senadores aragoneses del PAR llamando permanentemente a toda esa pléyade de asesores repartidos por la geografía aragonesa y perceptores de sueldos públicos por hacer todavía menos que sus asesorados (y, además, desde su propia casa); una conversación de esta guisa es posible:

- Paco, ¿cómo va?
- Pues muy bien, senador, aquí en el pueblo, echando un guiñote con los del PP
- Oye, Paco, que me tienes que juntar al comité local para este fin de semana, que me apetecen unos caracoles a la brasa de esos tan ricos que hacen en la fonda.
- Ya ¿y quién  paga?
- No te preocupes, que lo paso a dietas por visita oficial.
- Oye, senador, ¿y lo de la chica...?
- No te preocupes, Paco, que está hecho; la tuya y la de Federico, el alcalde de Mangurrinos entran en enero como monitoras de deportes de la comarca, que la Rudi os sube el presupuesto a las corporaciones comarcales.
- Ya, pero lo divide entre cinco para el Ayuntamiento.
- ¿Tú no cobras como consejero comarcal?
- Sí
- Pues entonces de qué te quejas, aprovecha la subida de la contribución y ya está... Por cierto, que te llamaba para que me asesoraras en una cosa.
- Tú dirás.
- Resulta que estoy aquí en un dilema, a ver si me puedes ayudar tú.
- Venga pues.
- A ver, vertical, siete letras, empieza por c.
- Si no me dices algo más...
- Espera, que va la definición: dícese del embutido de color rojizo o de la persona que roba el dinero de los demás.
- Pues no caigo ahora senador, igual si llamas a Federico...

Ni lo sabrá Federico, alcalde de Mangurrinos y asesor; ni Romualdo, concejal de Latrocinos de abajo, analfabeto funcional y asesor de medio ambiente; ni Engracia, cuyo flamante graduado escolar le ha servido para ser concejala de Villarramplas y asesora de industria, pero así el senador se da un garbeo satisfecho por sus dominios.

Sus señorías (las suyas) han hecho, en un año, 18.000 llamadas telefónicas a líneas 902 y 16.000 mensajes a líneas premium (las de concursos, juegos, servicios de chat, contenidos para adultos y programas de televisión (1,2 euros por SMS)... EscandalosoSolo nos falta enterarnos de que los partidos se han instalado líneas 902 para que sus senadores los financien.

Tenenemos que encontrar una fórmula para que sus señorías (las suyas) dejen de aburrirse en el senado; se me ocurren dos:

La primera es ponerlos a currar, y como la política no da para mucho y ya está el congreso para cagarla habitualmente, podemos utilizarlos para limpiar los bosques en invierno o fregar los centros escolares u hospitalarios que han visto reducidas las contratas de limpieza, servicio más alto a la sociedad jamás se ha visto. Así solo podrán usar sus dispositivos portátiles en la hora del almuerzo (siempre y cuando el contratista de la limpieza lo permita).

La segunda es cerrar el senado a cal y canto, mandarlos a casa con lo puesto, previa devolución de iphones y demás prebendas y apuntarlos a las listas del paro, a ver qué empresa decente (indecentes muchas) contrata a alguien en cuyo currículo figure el empleo de senador (todavía no aparece parásito como sinónimo en wordreference, pero todo se andará).


Para colmo, la noticia coincide con otra: sus colegas los diputados, que gozan de un iPad por cabeza, han perdido, estropeado o se han dejado robar (es que hay mucho chorizo en la cámara) un total de 44 de estos útiles aparatos en los que pueden consultar permanentemente el estado de la prima de riesgo (o de un tal Riesgo, dependiendo de si es económica o carnal); las noticias sobre la trama de corrupción en la que corresponda que estén inmersos o seguir el pleno del congreso desde la sauna.

Alucino, llevo un montón de años dedicado a esto de las TIC en la escuela y los chavales cuidan muchísimo más el material informático que sus señorías (las suyas), los pierden mucho menos, no se los dejan robar (en los centros hay menos chorizos que en la cámara) y los usan para cosas serias: hacer sus trabajos, vivir en la red... Sin embargo a sus señorías (las suyas) se los van a reponer mientras que a los chicos ni se los arreglan ni se los renuevan. Pena de país.

Menos mal que veo brotes verdes entre tanto dispendio y leo en Heraldo de Aragón que El Gobierno reduce a la mitad sus coches oficiales para ahorrar 10 millones, mi propuesta es que les quiten la mitad inferior, así tendrán que ir a golpe de pinrel, como los picapiedra.


jueves, 8 de noviembre de 2012

Tocho y Candi


Me encanta la fotografía de EFE con la que se ilustra la de la extraña familia (Maribel estará entre el público, supongo) en el acto para llamar a la huelga general del 14 N. En ella vemos a los ¿líderes? sindicales de comisionEX-obreras (lo escribo con la acritud y el derecho que da llevar afiliado a la cosa más de un cuarto de siglo) y UGT. Los cuatro, el matrimonio nacional y sus vástagos regionales, posan con el semblante serio y la pose que requiere la ocasión: mirando hacia atrás y dando la espalda a la afiliación en particular y a los obreros en general.

Siempre que los veo, en una cosa de estas o a la cabeza de una manifestación se me ponen los pelos de punta porque los identifico como una parte fundamental del sistema corrupto y subdemocrático que sufrimos, colaboradores necesarios de la situación actual: conniventes con los gobiernos a cambio de subvenciones con destinos poco claros, participantes silenciosamente interesados en los consejos de administración de las cajas que nos han llevado a la ruina... Sobrepasados por el movimiento ciudadano que no controlan y muleros de un movimiento sindical que siguen controlando porque la estructura está hecha de favores debidos y de deudas por pagar y la base se escapa en cuanto los reconoce.

Sindicalistas profesionales, a la manera americana, que han olvidado su condición de obreros porque hace tanto que lo fueron que ya no tienen otra empresa a la que volver que el propio sindicato del que han obtenido estatus y prebendas. Empresarios sindicales que aplican eres salvajes a sus propios trabajadores y nombran para negociarlos a testaferros fieles que utilizan métodos, presiones y amenazas propias de la patronal a cambio de un puesto sustitutivo de los que han despedido y utilizan a sus mejores abogados para su parte patronal en vez de para defender a los trabajadores.

Tocho piensa en la reelección y será reelegido porque el sistema, como en cualquier partido político, está controlado por fuerzas internas que impiden la llegada a los congresos de la disidencia individual y cercenan los intentos de la organizada. Méndez no lo sé, pero lleva tanto tiempo al frente de lo suyo que, efectivamente, parece lo suyo.

Y pese a ellos, me movilizaré el 14 N y en cuantas otras ocasiones haya que movilizarse contra un sistema que me ahoga; lo haré porque también me movilizo contra ellos, porque no me representan y quiero que se vayan enterando.

Me despido amable, con un artículo de Juanjo Millás (titulado por qué no se casan) y con tres dibujos de Mingote, con el que, a pesar de la distancia ideológica, me une la querencia por esta extraña familia.